Cuando uno contrata a una empresa de control de plagas, siempre ha de certificar que estamos ante unos profesionales y no alguien que solo hará que ponernos producto.

Es cierto que escoger el precio más barato, o intentar acabar nosotros mismos con el problema, es muyDepositphotos_4357873_m seductor. A todo el mundo le gusta encontrar el mejor servicio al precio mas económico, pero guiarse solo por la economía, sin tener en cuentas otros aspectos puede agravar el problema de plagas que sufrimos. Eliminar una plaga no consiste simplemente en utilizar un producto, se requiere una serie de medidas, como son estudiar el problema, detectar la causa de incidencia y elaborar un plan de actuación.

Para poder identificar que empresas realmente pueden solucionar nuestro problema y descartar aquellas

que solamente quieren vendernos un producto o servicio, sin tener en cuenta ni riesgos ni si serán la solución al problema, repasaremos una serie de puntos a tener en cuenta a la hora de contratar una empresa de control de plagas.

Primero, la empresa que contratemos ha de estudiar nuestras instalaciones para saber qué tipo de plaga hay y como actuar contra ella. Puede ser que estemos ante los primeros síntomas o que suframos toda una infestación sin saberlo, teniendo que elaborar en cada caso un plan especifico para cada incidencia. Una empresa de control de plagas siempre se ceñirá al problema y nunca nos ofrecerá una solución genérica ni forzosamente plaguicida. Si solo se basa en lo que le expliquemos vía teléfono o correo electrónico ofreciéndonos producto genérico, tenemos que desconfiar de ella.

carnets 2-01Otro punto muy importante es que la empresa ha de estar inscrita en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas del departamento de sanidad de nuestra comunidad autónoma. Además de que los técnicos tienen que tener carnet de aplicador DDD, certificando que es un operario cualificado para las tareas a realizar, pudiendo utilizar solo plaguicidas autorizados por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

De hecho, si nosotros como particulares, intentamos comprar alguno de esos plaguicidas al proveedor, este se negara, amparándose en que no disponemos del carnet DDD, haciendo que esos productos no puedan ser utilizados por nadie que no este cualificado, aunque sea en su propia vivienda. La mayoría de plaguicidas son altamente tóxicos, requiriendo una formación previa para poder aplicarlos correctamente.

La toxicidad de los productos biocidas obliga a que el responsable de la aplicación, informe vía documento, del tratamiento que se realizara, los plazos de seguridad y la necesidad de ventilar las instalaciones antes de volver a utilizarlo. El documento ha de constar de esta información mínima:

  • Los datos de la empresa que realiza el tratamiento con el nombre y número de inscripción en el Registro Oficial de Establecimientos y Servicios Biocidas.
  • Identificación de las instalaciones a tratar.
  • Especificación de la plaga a eliminar o tratar.
  • Productos utilizados. Especificando nombre, numero de registro y cantidad aplicada.
  • Tipo de tratamiento utilizado y técnica de aplicación.
  • Medidas de precaución que han de realizarse después del tratamiento.
  • Plazo de seguridad.
  • Fecha y horas tanto de inicio como finalización tratamiento.
  • Nombre y firma del responsable técnico, con fecha de expedición de su carnet de aplicador.

Este informe es realmente importante, pues puede ser requerido por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. De no tenerlo o no tenerlo rellenado según la ley vigente, puede acarrear inspecciones de sanidad, multas e incluso cierre del negocio, en caso de que no se hayan respetado la medidas mínima de seguridad. Siendo este otro de los puntos más importantes a tener en cuenta al contratar una empresa de control de plagas.

A mas de que no podemos obviar temas como la salud o el medio ambiente. El técnico cualificado siempre mirara por estos dos aspectos, sobre la eliminación de la plagas. Preferirá utilizar productos menos agresivos pero efectivos a largo plazo que productos muy potentes que pueden ser nocivos para la salud del cliente. La empresa de control de plagas siempre tiene que amoldarse al cliente y no al revés, ofreciendo planes de actuación efectivos pero que a su vez sean lo menos perjudiciales y molestos para el cliente.