Nadie desea tener una plaga en su hogar. Y no hay mejor ataque que una buena prevención. Como dice el refrán, siempre es mejor prevenir que curar. Y en el caso de las plagas, es una gran verdad.

No hacer nada ante los primeros síntomas pueden hacer que a la larga sea muy difícil y costoso erradicarla. Haciendo que nos gastemos cientos de euros e incluso que sea casi imposible luchar contra ella. No obstante antes de luchar contra ella, hemos de saber que es una plaga y cómo prevenirla.

Pest-Control-Central-Coast-Rats1Una plaga no es la aparición de un animal en nuestro hogar. De hecho, no todos los animales son considerados como plagas. Las plagas son realmente aquellos seres vivos que producen molestias, dañan nuestro hogar o pertenencias e incluso portan enfermedades. Y siempre en gran número, debido a que se reproducen rápidamente. Por ejemplo, una mosca volando en el comedor, es algo normal y nada preocupante, pero si su número es alto, podríamos considerarlo una plaga, necesitando entonces la atención de un experto.

Normalmente las plagas se producen cuando las condiciones medioambientales lo permiten. Por ejemplo las cucarachas necesitan restos orgánicos y humedad para proliferar. Nunca las veremos en un patio soleado donde no haya alimento. En cambio, en una cocina descuidada es probable que aparezca un nido. O simplemente, puede ser que haya un agujero en la pared de esta y entren por este, provenientes de las alcantarillas. No necesariamente nuestro hogar tiene que ser el foco de la infestación pero puede ser invadido por una plaga si no ponemos remedio.

Por este motivos, daremos una serie de consejos que os ayudaran evitar molestas plagas.

  • Tapar grietas y agujeros de paredes y techos.
  • Proteger juntas de ventanas y puertas. Siempre hemos de comprobar que cierran correctamente.
  • Proteger ventanas y agujeros de ventilación con mosquiteras, si vivimos en sitios con alta afluencia de mosquitos y moscas.
  • En plantas bajas que estén en áreas al aire libre, una doble puerta reducirá el peligro de que entren rodeadores.
  • Mantener limpio el local o vivienda tanto como sea posible. Especialmente los espacios donde de almacenen o manipulen alimentos
  • Evitar goteras, humedades y charcos de agua estancada.
  • Vigilar falsos techos, sobre todo si hay calor en ellos.
  • Mantener la basura bien tapada y deshacerse de ella diariamente.
  • Si se tienen animales de compañía, tenerlos en perfectas condiciones higiénicas. Realizando incluso inspección periódica de estos.

Como podemos comprobar todos estos dos consejos, se pueden resumir en 2. Evitar toda posible entradapest-control-portland y disminuir todos los factores que ayuden a su reproducción. Si seguimos estos consejos y tenemos una condiciones higiénicas no demasiado difíciles de seguir, evitaremos en gran medida cualquier tipo de plaga.

No obstante si ya tenemos la plaga en nuestro hogar o negocio, siempre tendremos que contratar a un experto, debido a que siempre tenemos que cumplir con la medidas higiénicas y medioambientales que evitaran poner en peligro nuestra salud y la de los demás.