Vivir libre de plagas en el hogar, es una necesidad que compartimos la mayoría de individuos, por nuestra propia salud y bienestar. Pero el control de plagas toma otra dimensión cuando hablamos del sector de la hostelería, especialmente aquellos negocios que sirven alimentos: bares, restaurantes, hoteles, casas de comidas, etc.

Ya no estamos hablando de nuestra capacidad para tolerar la presencia de plagas, sino de evitar un problema de salud a nuestros clientes, e incluso evitar un cierre del negocio por una inspección de Sanidad.

Las cada vez mayores restricciones impuestas por la Unión Europea en el uso de productos químicos, fomentan la adopción de medidas para el control de plagas mediante métodos alternativos al uso de pesticidas, y especialmente hacia la prevención.

Es fundamental mantener unos elevados niveles de limpieza, evitando la presencia de restos orgánicos por el local, precintando correctamente los alimentos y los desechos, sacando la basura frecuentemente, disponiendo los alimentos en lugares poco accesibles, etc.

Además de prevenir la presencia de diferentes plagas como las cucarachas, mediante la adopción de medidas de limpieza e higiene que priven a las plagas de fuentes de alimento, agua y cobijo, será fundamental contar con una rápida detección de la plaga y los tratamientos adecuados para cada caso mediante empresas de control de plagas de garantías.

Elegir la empresa de control de plagas adecuada para hostelería.

La elección de una empresa de control de plagas de garantías, resulta importante en el sector de la hostelería, ya que más allá de eliminar o fumigar una plaga existente, la empresa de control de plagas deberá ser capaz de garantizar la ausencia de plagas, con adecuados métodos de detección y control.

Para elegir una empresa de control de plagas de garantía, Anecpla (Asociación Nacional de Empresas de Control de Plagas) recomienda tener en cuenta lo siguiente:

Que la empresa se encuentre inscrita en el Registro Oficial de Empresas y Servicios Biocidas.
Que el personal técnico cuente con la cualificación oficial correspondiente.
Que los productos utilizados consten en el Registro oficial de Productos Biocidas.

Las empresas de control de plagas deben establecer procedimientos que eviten la aparición de cucarachas, chinches, ratas y ratones, moscas, mosquitos, termitas, etc. Ante la detección de los primeros síntomas debe actuarse con celeridad para evitar su contagio (legionelosis), rápida propagación de la plaga (chinches y pulgas), transmisión de enfermedades (cucarachas, roedores…) etc…

Las consecuencias de un control de plagas deficiente en la hostelería, pueden poner en riesgo la seguridad y salud de los clientes y en consecuencia la superviviencia y prestigio del propio negocio.