Una de las peores plagas con las que se puede encontrar un hotel, es la Cimex lectularius, más conocido como chinche o chinche de las camas. Este insecto hemíptero de la familia Cimicidae, se alimenta de la sangre de humanos y de otros animales de sangre caliente, provocando picaduras muy molestas y dolorosas. Y lo más importante, su hábitat son colchones, sofás y otro mobiliario, haciendo que las camas de los hoteles y hostales, sean el sitio perfecto para habitar.

De color entre rojo y marrón, de forma oval y sin alas, miden de 4 a 5 mm de longitud, siendo difícil verlos a simple vista, aunque no imposible. No alcanzan suficiente velocidad para que sean invisibles al ojo humano, aunque su pequeño tamaño hace que sea muy difíciles de distinguir si no estamos atentos. Siendo más rápido darse cuenta de que tenemos chinches en nuestro colchón porque hemos sufrido alguna de sus picaduras.

Y es que este insecto tiene un apetito voraz. Aunque pueden vivir entre un año y año y medio sin alimentarse, normalmente intentan alimentarse cada cinco o diez días. Atraídas por el calor bedbug_whitey el dióxido de carbono que exhalamos por la respiración, la chinche perfora la piel de su víctima con una especie de
dos tubos huecos de su aparato bucal. Con uno de ellos extrae la sangre de su huésped y con el otro inyecta su saliva la cual contiene anticoagulantes y anestésicos.

Después de alimentarse durante unos cinco minutos, la chinche regresa a su escondite. La picadura no puede ser sentida por las personas hasta unos minutos o incluso horas después de haberse realizado. La primera indicación de una picadura es el deseo de rascársela debido a la reacción que se produce a los agentes inyectados por el insecto.

La picadura no ha de tomarse como algo banal, pues aparte de una grave molestia, puede llegar a transmitir enfermedades. Se conocen al menos veintisiete patógenos, aunque hay autores que los estiman en cuarenta y uno, que son capaces de vivir en el interior del cuerpo de las chinches o en su aparato bucal. Pese a que multitud de pruebas en laboratorio han concluido las chinches parecen no traspasar enfermedades de una persona a otra., haciendo que son menos peligrosas que las pulgas, la transmisión de la enfermedad de Chagas o hepatitis B se puede producir si se dan las condiciones adecuadas. También pueden darse casos de ansiedad, estrés e insomnio. e incluso pueden desarrollarse infecciones en la piel por rascarse las picaduras.

565125ac51a4f1b86067252a_ChinchesContrarrestar esta plaga es un trabajo arduo y difícil, debido a su rápida reproducción las hembras pueden poner hasta cinco huevos al día y unos quinientos en toda su vida, su fácil infestación, suele ser transportadas por los viajeros a través del contacto en camas y habitaciones de hoteles y otro tipo de alojamiento infestados, y finalmente, como hemos comentado, su difícil identificación, su pequeño tamaño hace que nos demos cuenta que sufrimos la plaga cuando el número de individuos es grande.

Esto hace, que sea mejor prevenir que curar, realizando tratamientos preventivos. Sufrir una infestación de chinches puede suponer cerrar varias habitaciones del hotel o incluso el edifico entero.

La primera medida primordial, es estar atentos a cualquier indicio. Examinar los posibles escondrijos de las chinches, tal como bordes de las alfombras, costuras de los colchones, fundas de almohadas, somieres, cabezal de la cama y otras pequeñas grietas en las cuales las chinches se puedan esconder. Lavar y secar regularmente las sábanas, frazadas, colchas y cualquier ropa de cama, a altas temperaturas, que esté en contacto con el piso, también es una buena medida. La limpieza de las habitaciones tiene un efecto positivo sobre el control de chinches de las camas, pero al contrario que con las cucarachas, no tiene un efecto directo, ya que las chinches se alimentan de la sangre de sus víctimas y no de los restos de comida que pudiesen quedar como hacen las cucarachas. La limpieza junto con unas buenas medidas preventivas y la eliminación mecánica de chinches ayudan en su control

Aun siguiendo estas medidas, siempre es recomendable tener contratada una empresa de control de plagas, que vaya haciendo una revisión periódica de todas las habitaciones. Hemos de pensar que, bed-bug-illustration_824x527
por un hotel, pasan una gran cantidad de personas, siendo fácil que alguna puede llevar chinches en la ropa, sin saberlo
. Por ello también es recomendable hacer una revisión a fondo, si en hemos tenido una gran cantidad de hospedados en muy poco tiempo, como puede ser en la celebración de un congreso.

Si aun siguiendo estas medidas preventivas, sufriéramos el ataque de chinches, nunca hemos de actuar por nuestra cuenta. Lo que tenemos que hacer es avisar lo antes posible a una empresa de control de plagas y, sobre todo, cerrar la habitación o habitaciones infestadas, al público. De hecho, la empresa de control de plagas analizara habitación por habitación y sellara las que considere que pueden dar indicios de estar infestadas.

Después de realizar los tratamientos oportunos, durante los cuales solo podrá entrar a la habitación, un técnico cualificado, la habitación estará limpia de nuevo. Esto no ha de hacer que bajemos la guardia, tenemos que seguir intentos, en cualquier momento podemos volver a sufrir una infestación de chinches.